Fisiosexualidad

Beautiful, young woman blowing pink rose petals from her palms
La sexualidad o mejor dicho “el placer de la sexualidad”, ha tenido durante mucho tiempo una relación directa con el sexo masculino. Se ha investigado mucho sobre disfunciones masculinas, como la eyaculación precoz o la impotencia. Las disfunciones sexuales masculinas son muy importantes, pero al mismo tiempo y con un gran empuje hay que destapar la sexualidad femenina.

La mujer no es un “ser asexuado” pero desde siempre ha estado impregnada de ciertos tabús, que la han llevado al desconocimiento de su propia sexualidad y han limitado su libertad para examinar su propio placer y manifestar sus deseos más íntimos.

No hay que olvidar la importante relación entre la vida sexual de una persona y su estado emocional y físico, así que practicar sexo como si fuera una danza de creación compartida es bueno para la salud física y mental.

Con nuestro tratamiento, basado siempre en el diagnóstico correcto, exploración y pruebas precisas previas, corregimos las creencias erróneas y disminuimos la relación: ansiedad-cuerpo-sexo. Tratamos diversas disfunciones sexuales con causa muscular y osteoestructural, como la anorgasmia, el vaginismo o la hiposensibilidad, entre otras.

Enseñamos cómo relajarse para superar la ansiedad y la inhibición, cómo mejorar el erotismo y la sensualidad, hacemos que exista una toma de conciencia sobre las sensaciones corporales y conseguimos el aumento de los recursos para llevar a cabo las fantasías y verbalizarlas.

Para otros casos más concretos de patologías, como la anorgasmia y el vaginismo, utilizamos técnicas específicas como la dilatación vaginal progresiva, la relajación o potenciación muscular, ejercicios de focalización, liberación de la pelvis y en algunos casos un tipo determinado de aparatología específica. Cuando no existe una patología determinada el Habilitysex consigue de una forma global una mayor sensibilidad, mayor placer y una mayor resistencia mediante trabajo diafragmático, conocimiento del propio cuerpo y el control de los órganos sexuales.